La Rosa Mosqueta

Originaria de Europa Central (Polonia, Hungría, Balcanes, el Cáucaso, Rusia), la rosa mosqueta es un arbusto espinoso de fruto color bermellón que llegó a estas latitudes traído por los conquistadores. Su nombre científico es Rosa AFF. Rubiginosa L

Frutos seleccionados

Actualmente, se distribuye desde el Parque Nacional Lanín hasta el Parque Nacional Los Alerces.

 

Los mapuches ya eran conocedores de los poderes curativos de la rosa mosqueta; ellos partían las semillas, las hacían hervir, luego extraían un líquido (mezcla de aceite y agua) y lo utilizaban como remedio frente a los daños provocados por los rayos solares. Así mismo, los apaches de Estados Unidos conocían sus virtudes y la utilizaban con frecuencia.

 

La rosa mosqueta tiene diversas utilidades; en alimentos aparece en varias formas, ya sea como mermeladas, jaleas, infusión, té (es un magnifico diurético y depurativo) y en los países nórdicos se la utiliza en sopas para bebés y ancianos, ya que además de poseer un alto contenido de vitamina C (de 4O a 45 veces más que la naranja) tiene otras vitaminas (E, A, B y carotenos).

 

En cosmética, tanto el aceite de rosa mosqueta como las cremas que lo contienen (y otros derivados como shampoo, jabón, etcétera), son ampliamente conocidos y utiliza­dos. Aportan lípidos y nutrientes; a su vez, por su alto contenido en ácidos grasos esencia­les insaturados (oleico, linoleico, palmítico, linolénico y la presencia del ácido transretinoico, conocido como vitamina A ácida, Retinol) cobra especial importancia para la síntesis de la prota­glandina, para la generación de membranas celulares, para los mecanismos de defensa, de crecimiento y para otros procesos fisiológicos y bioquímicos relacionados con la genera­ción de tejidos.

 

Actúa, también, como activador del colágeno y es un autogenerador de melanina; se utiliza para atenuar las líneas de expresión y para quitar de la piel estrías, arrugas, queloides y quemaduras solares, para hidratarla y para despigmentar las hiperpigmentadas. football scores

 

También se utiliza este aceite en tratamientos dermatológicos, para cicatrices post-operatorias, hipertróficas, hipercrónicas, retráctiles, para quemaduras y como com­plemento en el tratamiento de la psoriasis. Asimismo, la rosa mosqueta se presenta en cápsulas de vitamina C.

 

Por todo lo expuesto es que podemos comprender por qué en los últimos tiempos el aceite de rosa mosqueta y sus derivados se han convertido en verdaderas ‘vedettes’ dentro del mercado internacional en mejoramiento de la piel.






La Rosa Mosqueta


Nature Laps | Aceite de Rosa Mosqueta | Av. Exequiel Bustillo, 19.500 - (8400) San Carlos de Bariloche - Río Negro - Argentina
Tel.: (+54) (294) 444-8934 | Fax: (+54) (294) 444-8934 |    www.aceiterosamosqueta.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño de Sitios Web - NetOne